Comidas familiares, cenas de empresa… ¿Eres capaz de mantener tu peso estas navidades?


ImageComidas familiares, cenas de empresa, turrones y todo tipo de alimentos calóricos… ¿Eres capaz de mantener tu peso estas navidades? En First Group Staff te damos las claves para conseguirlo.

Como ya sabemos todos, las navidades son fechas muy especiales, además de los regalos, el reencuentro con tus seres queridos y ese espíritu que se respira por las calles, estas fechas se caracterizan por la cantidad de comidas y cenas que se organizan a nuestro alrededor. Y aunque nos podamos salvar de alguna de ellas, ¿quien no tiene cientos y cientos de compromisos en navidad? Cenas de empresa, reencuentros con viejos amigos… aparte claro está, de las indiscutibles cenas de nochebuena y nochevieja, y cómo no las comidas de Navidad y Año nuevo (que no sé vosotros, pero las mías se Imagecaracterizan porque se repite el menú del día anterior…).

 

En fin, por todo esto, a más de una persona se le plantea el problema de aumentar de peso, y no sólo eso, sino problemas mayores como molestias de estómago e incluso problemas digestivos. Bien, pues aquí os vamos a dar las claves para lograr (o al menos intentar) no ganar peso estas navidades.

 

Como aún nos queda esta semanita para entrar de lleno en la navidad, vamos a aprovecharla para intentar perder algunos gramillos que nos van a servir de margen para el resto de semanas.

 

Para comenzar, unas directrices generales nunca viene mal recordarlas, y aunque suene a tópico, es lo que realmente funciona. Así pues:

 

  • Olvídate de las bebidas gaseosas y alcohólicas. Si tienes alguna comida o cena, y no quieres beber agua, la cerveza sin alcohol es la mejor opción. Y por supuesto, durante el día cuanto más agua bebas, más líquidos eliminarás.
  • En cuanto a los hidratos de carbono (pan, patatas, arroz, pasta, legumbres) olvídate de ellos mientras puedas. Tómalos solamente en el desayuno, y siempre integrales. De las legumbres no podemos prescindir, así que tómalas uno o dos días a la semana para comer, y si puede coincidir con los días que vayas al gimnasio o hagas cualquier tipo de deporte, mejor. Si las cocinas tú, intenta reducir el aporte calórico al máximo, esto quiere decir que no debes cocinarlas con embutidos, y si lo haces, retíralos antes de comer. Si optas por el arroz, que sea integral, y no lo acompañes de salsas ricas en grasas, como salsas elaboradas con nata, por ejemplo.
  • Intenta hacer 5 ó 6 comidas al día. ¿Por qué tantas? Nuestro metabolismo tiene una manera muy peculiar de actuar (exceptuando los casos de personas con una actividad física intensa), y si pasamos varias horas sin comer nada (aproximadamente más de 3h), nuestro metabolismo se ralentiza, y se prepara para almacenar todo tipo de energía. Por ello deberíamos aportar nutrientes muy de vez en cuando, así lo mantendremos trabajando la mayor parte del tiempo, y quemando lo máximo posible. Eso sí, los snacks deben ser frutas, yogures 0% mat.grasa, pechuga de pavo, té, queso de burgos 0% mat.grasa o frutos secos, etc.
  • En cuanto a las comidas y las cenas, cocinar todo a la plancha, asado, al vapor, o acompañado con salsas de  verduras y con poco aceite. El plato debe contener siempre proteína baja en grasa (todo tipo de pescados, mariscos y carnes magras como el pollo, el pavo, el conejo y algunas partes de la ternera) acompañada con verduras, cocinadas o en ensalada (excepto el maíz y la remolacha porque contienen muchos azúcares).

 

  • No abusar de la sal ni del aceite, ni tampoco del azúcar. Intentar incluir alimentos diuréticos como la piña, los champiñones, las alcachofas, el brócoli, etc.

 

  • Se pueden utilizar aliños y especias al gusto, así como ajo y cebolla.

 

Estas serían unas directrices básicas para llevar a cabo en nuestro día a día. Pero en los días de comidas o cenas fuertes, hay que adaptar ciertos puntos.

 

  • Desayuna té y biscotes integrales con pavo, y zumo de naranja.
  • Intenta mantenerte saciada a base de agua y fruta.
  • Si es comida: no abuses del pan y contrólate en las cantidades. Para cenar toma pavo, o una tortilla francesa y un té. O si lo prefieres simplemente fruta.
  • Si es cena: las cenas son mucho más peligrosas ya que nuestro metabolismo va a estar muchas horas en reposo. Intenta no comer alimentos demasiado calóricos, ni abusar de los postres. Para comer, puedes hacerte un revuelto de setas, o unos filetes de pollo a la plancha. A media tarde toma té y fruta, para no llegar con demasiada hambre a la cena.

 

Todo esto acompañado claro está, de actividad física. Si no tienes tiempo de ir al gimnasio, sube todas las escaleras que puedas (las del metro, las de tu casa…) e intenta hacer una tabla rápida con un par de ejercicios; con 30 minutos tienes suficiente.

 

Espero que todo esto os sirva de ayuda, si os lo proponéis seguro que empezáis el año con buen pie (y con buen cuerpo…) ¡Mucho ánimo! Yo ya me he preparado con un cargamento de piña y pavo… ¡Felices Fiestas!

Anuncios

One thought on “Comidas familiares, cenas de empresa… ¿Eres capaz de mantener tu peso estas navidades?

No te cortes ¡comenta lo que quieras!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s